Cerré los ojos, noté su aliento en mi mejilla, deduje que sus labios estaban a milímetros de los míos.